P o e s í a / c a n c i ó n

ANOCHE ME PARÉ SOBRE MIS HUESOS

Sandra Rehder

 

Anoche me paré sobre mis huesos,

después de hacer y deshacer el amor,

con las sábanas como alfombra voladora

me fui de paseo por el barrio, sin vértigo.

Estuve ausente de todo, menos de él

y de la noche, que cálida como un arrullo

me abrazaba. Guía generosa, sutil,

para mi desvelo de nocturno vuelo,

sin luna, sin estrellas, sin testigos.

Fue navegar en un espacio nuevo,

sin premoniciones, ni carencias o anhelo alguno.

Comprendiendo el placer, sorbiéndolo todo.

No se como he vuelto, tampoco sé

si me fui, es difícil saberlo, pero no lo soñé.

 

YA NO ME QUERÍS

Letra y música: Sandra Rehder

 

Ya no me querís,

Ya no me querís,

nunca me has querido

me has mentido este es el fin.

 

Yo voy a cantar

para que el dolor

que abre mis heridas

me libere de tu amor.

 

Y viento seré

sombra del ayer

en aires de zonda

susurrando cantaré.

PROSA 13

Sandra Rehder

 

Los cobardes siempre confundirán el llanto con la debilidad. Torpeza del que no vuela sino en su propio vacio sin orillas. La anhelada calma a veces no llega sino después de la derrota. Hay batallas que se ganan tan solo jugándolas.

No hay prisa, la creación es el milagro que no avisa (eventualmente con una inquietud cosquillosa).

 

Quiero temblar de frío, quiero gestar la palabra que cura, salvar algo antes que caiga en la hoguera de la abulia. Abrir los brazos y lanzarme.

 

El coraje siempre sabe más que el miedo.

 

Puedo morir- si hace falta- intentándolo.

 

Y aprender.

Es a lo que he venido.

 

LA CASA NUEVA

Letra: Sandra Rehder

Música: Mario Maeso

 

Si a veces me voy golpeando

con las piedras del camino,

no temas yo voy cumpliendo

de a poquito mi destino.

 

De a ratos me desespero,

la ansiedad me sobresalta,

más hoy en la luz te espero,

amando lo que me falta.

 

Si uno se queda en la pena,

no puede abrir las ventanas,

es dolor que en la voz suena,

no puede ver la mañana.

 

Vengo secando mi llanto,

liberado en mil perdones,

con florcitas en mi canto

bendiciendo así los dones. 

 

La casa está preparada

el fuego ya está encendido

y viajo hacia mi alborada

por tanto ya compendido. 

 

 

PARA CANTARLE AL OLVIDO

Letra: Sandra Rehder

Música: Mario Maeso

 

Voy a llamar al olvido

pa’ que aprenda tu nombre

voy a enterrar tu recuerdo

que ya ni el diablo me esconde

 

Ni amuletos, ni conjuros

que alivien de tanto dolor,

son solo duendes oscuros

que me recuerdan tu amor

 

Ni el río se lo ha llevado

ni el viento, que mal destino

amarte como te he amado

no lo apacigua ni el vino.

 

Como jilguero sin nido

bajo la lluvia mojado

quedaba así mi destino

castigo de haberte amado.

 

Voy a cantarle al olvido

rojo vino de mis venas

despacio ya me habré ido

serenita con mis penas.